SEGUNDA VISITA GINECÓLOGA – REPRODUCCIÓN ASISTIDA.

En Enero, fuimos a nuestra primera visita a lo que yo pensaba que era Reproducción Asistida. Después de ésta visita descubrí que solo es una ginecóloga que hace de intermediaria para decidir si te manda a no a Reproducción Asistida.

Yo estaba absolutamente HISTÉRICA. Era incapaz de estar sentada en mi sitio y no paraba de dar vueltas pasillo arriba, pasillo abajo. Tuvimos que esperar 45 minutos a que nos llamaran. La primera vez teníamos cita de los primeros de la tarde, pero ahora la teníamos a las 17:45.

Resultado de imagen de HISTERICA

Cuando por fin nos llamaron, la doctora que estaba en la consulta era una mujer distinta. Ya tenía nuestros resultados impresos para dárnoslos y los había revisado. Tal cual no sentamos, nos dijo: tenéis que ir directamente a FIV.
Los resultados del seminograma de él no son suficientes para un inseminación artificial ni por número, ni por movilidad, ni capacitación.
Éste último dato era importante, ya que no lo teníamos la última vez. Su resultado era de 2.08 cuando el mínimo es de 5, por lo que quedábamos descartados para Inseminación Artificial.
Descubrimos que el utilizar Andromás había sido más efectivo de lo esperado, pero seguía sin ser suficiente.

Le comentamos que fuimos al andrólogo y que mi marido tiene varicocele, si consideraba que tuviera que operarse. Ella dijo que no, pero aún así llamó a un compañero, especialista, para que le diera su opinión. Nos dijo que la operación no nos aseguraba resultados, que mi marido partía de unos resultados demasiados bajos, y que no merecía la pena retrasar todo, puesto que los resultados podían tardar incluso año y medio en mejorar solo un poco.

Me dijo que estoy muy delgada (yo soy así… ¡llevo con la misma talla desde el bachillerato! y dadas mis múltiples intolerancias, no puedo dedicarme a comer bollería industrial y fritanga, porque me mataría…). Me comentó que nada más llegar me pesarían y medirían… y yo me quedé impactada…

Resultado de imagen de medicion peso y altura

Mis resultados son buenos. Mi reserva ovárica está por encima de 7, las hormonas dentro del rango normal y no tengo anemia… ¿qué más les da que esté delgada? Tienen un rango de IMC de 19 a 32. Sinceramente, igual que 19 me parece alto (muchos sitio consideran normal a partir de 18), 32 me parece una pasada. ¡Eso está ya en sobrepeso! Un IMC de 32 significaría que yo pesara ¡¡¡93.5 kilos!!!! En cambio si peso 55 no entro…  Está claro que la Seguridad Social prefiere embarazadas gordas.

Aquí están los requisitos de la Seguridad Social para acceder a Reproducción Asistida

Nos dijo que mandaba toda nuestra información a Reproducción Asistida del Materno y que allí estudiarían nuestro caso para decidir sin entramos o no en la lista de espera. Nos comentó que en un plazo máximo de dos meses se comprometen a llamarnos y darnos una cita.  Por otro lado, la lista de espera para FIV es mínimo de un año y medio…

Por lo pronto, sacamos en claro que no merece la pena que él se opere, que aún nos queda un paso para entrar tan solo en la lista de espera para FIV, y que la fecundación in vitro es nuestra única alternativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.