MI EXPERIENCIA ESTIMULACIÓN OVÁRICA: II PARTE

De martes a domingo lleve la estimulación ovárica muy bien, pero todo cambió el lunes. Ese día me costó bastante más hacer elíptica y tuve pesadez en los ovarios durante todo el día, hinchazón abdominal, además de muchísima sensibilidad en los pezones y dolor de pecho.

Resultado de imagen de dolor de pezones
Al día siguiente, martes, ya no hice ejercicio por la mañana y tenía bastante más molestias, como de regla, aunque soportables.
El peor día sin duda fue el miércoles, tenía dolores muy acusados tanto en el útero, como en los riñones y muchísimo cansancio. Cuando me hicieron la ecografía transvaginal me dolió mucho. El pecho lo tenía que simplemente rozarme veía las estrellas.

Resultado de imagen de dolor utero
El jueves, mejore un poquito, y aunque seguía teniendo bastantes molestias y el pecho era insoportable, me encontraba mejor. De nuevo la cabeza se puso negativa y pensó: ¿Y si has ovulado y por eso ya te molesta menos que el miércoles? Cómo tuve esa misma tarde revisión, el pensamiento duro poco.
El viernes, que ya no tenía que inyectarme nada, estaba aún mejor. Seguía teniendo mucho dolor en el pecho y la pesadez en el útero y ovarios pero no tanto dolor como el miércoles.
Mi conclusión de la estimulación ovárica, es que los primeros días los lleve muy bien, y poco más adelante comencé a presentar síntomas.

Aunque las molestias en el útero y en los ovarios eran constantes y pesadas y parecía embarazada de cuatro meses por mi panza, no fue, salvo el miércoles, tan insoportable como esperaba.

La mayor molestia fue dolor de pecho y pezones, que nada mas rozarme era sufrir … y que no podía moverme libremente sino como una anciana de 90 años. ¡jajaja!

Tuve flujo como clara de huevo algunos días y después paso a un flujo muy líquido, lo cual era incómodo porque mojaba la ropa interior. Para las que les preocupa que la clara de huevo signifique ovulación inminente y teman una ovulación espontánea… de eso nada, en todo momento te medican para tenerlo todo bajo control.

En cuanto a los famosos cambios de humor, no lo sufrí y me mantuve bastante estable durante toda la estimulación.Era una de las cosas que más me preocupaban porque leí que era el efecto secundario más habitual. Lo único complejo es intentar tener la mente fría y no comerse el coco con que algo vaya mal.

Respecto a hacer ejercicio físico, como comenté en la otra entrada, es tu propio cuerpo quién te dice si puedes o no puedes hacerlo.

Esperaba encontrarme tan mal, tener tanto dolor, y sufrir cambios de humor de llanto a enfado tan drásticos, que en conclusión, no me puedo quejar de cómo mi cuerpo reaccionó a las hormonas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.