BLASTO-ESPERA Y EVOLUCIÓN POST PUNCIÓN FOLICULAR

Tras la punción del sábado nos quedaba únicamente esperar.

Cuando me sacaban sangre para medir el estradiol y la progesterona, me decían que en cuanto me extrajeran los ovocitos me sentiría mucho mejor. Pero el domingo, el lunes y el martes me sentía igual que antes de la punción: mucho dolor en el pecho, dolor en el útero igual que la regla, molestias en los ovarios y mucha hinchazón en la barriga.

Resultado de imagen de DIBUJO BARRIGA HINCHADA GASES

El martes fui al ginecólogo por el tema de la hinchazón. Temía que pudiera ser líquido. Me vio el doctor Flores y me tranquilizó diciendo que estaba bien. Me hizo una ecografía y me dijo que apenas si había líquido, no quedó ningún folículo residual y el ovario estaba en seis centímetros (mucho aún pero se estaba reduciendo correctamente).
Me dijo que la hinchazón se debía a los gases, que tomara algo para reducirlos y bebiera mucha agua.
Me avisó que muy probablemente se me adelantaría la regla.
A partir del miércoles comencé a mejorar poco a poco, rebaje la dispepsia y comencé a bajar de peso. Había ganado dos kilos y medio durante la estimulación.

Resultado de imagen de DIBUJO BASCULA

El domingo a las 9:30am nos llamaron para decirnos que de los 24 folículos extraídos, solo 18 eran maduros pero todos habían fecundado. No me preocupé, 18 era muy buen número y que todos fecundasen era muy buena señal.
La siguiente llamada sería el martes, cuando los embriones estuvieran en día 3.

El martes me llamaron a las 8:30 am, aún más temprano. Me dijo que de los 18 fecundados, 10 eran de buena calidad así que todos los llevarían a blastocistos. Según sus estadísticas, el 60% de los embriones en día 3 llegan a blastocistos. Los otros ocho óvulos fecundados seguían vivos pero iban muy lentos.

Resultado de imagen de embrion y blastocisto

La prueba de fuego vendría el jueves. Ahí sabríamos cuántos blastocistos habíamos conseguido y cuántos se congelarían.
Ese día dieron las 10:00 y no llamaban… Así que llamó mi marido. Le dijeron que estaban sorprendidos. De los diez de buena calidad del martes, ¡Todos llegaron a blastocistos! De los ocho de poca calidad del martes algunos seguían avanzando pero muy lentos y otros se habían parado. Aún así diez blastocisto era una cantidad increíble.

Normalmente sólo el 60%  de los embriones de día tres llega a blastocistos, por lo que era una increíble noticia.

Screenshot_20180812-152031~2
De los diez blastocistos: 6 eran de calidad A, 3 eran de calidad B y 1 de calidad C.
Con tal cantidad, decidieron congelar 4 de tipo A en pajuelas independientes, otras 2 pajuelas con un tipo A y un tipo B y una última pajuela con un tipo B y el tipo C.
Esas cantidades eran altísimas y nos asegurarían muchos intentos.
Nos dijeron que no nos habían llamado aún porque debían vitrificarlos y querían llamarnos con el número total de blastocistos vitrificados. En una hora y media nos llamarían para informarnos. Cuando lo hicieron nos dijeron que ¡Los diez se congelaron perfectamente!
Seguía pensando que usar el MACS fue muy buena idea y que posiblemente influyó en los buenos resultados.

Resultado de imagen de embrion y blastocisto

Sinceramente, pensaba que iba a llevar la espera de la evolución de los embriones mucho peor, pero contar con un número alto desde el principio nos ayudó a llevarlo muy bien.
Los resultados superaron con creces nuestras expectativas. Ahora solo teníamos que esperar dos reglas para intentar una transferencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.